Matemáticas

 

MATEMÁTICAS I Y II

 

El Bachillerato es la etapa postobligatoria en la que el alumnado adquiere conocimientos y habilidades para el desarrollo de capacidades que le faciliten la adquisición de una madurez personal y social con la que podrá actuar de una forma responsable y autónoma, y desarrollar el espíritu crítico ya sea para la vida activa o para estudios superiores.

La enseñanza de las Matemáticas en esta etapa debe ayudar al desarrollo de estas capacidades, enunciadas en los objetivos generales del Bachillerato, junto con aquellas otras más ligadas a la modalidad de Ciencias y Tecnología como son: el acceso a conocimientos científicos y tecnológicos, y la comprensión de los elementos y procedimientos fundamentales de la investigación y de los métodos científicos.

Por su naturaleza, las Matemáticas constituyen un conjunto muy amplio de conocimientos que tienen en común un determinado modo de representar la realidad. Nacen de la necesidad de resolver determinados problemas prácticos y se sustentan en su capacidad para tratar, modelizar, explicar y predecir situaciones reales, y dar consistencia y rigor a los conocimientos científicos. Las Matemáticas facilitan a su vez la creación de modelos simplificados del mundo real y nos ofrecen una ayuda para acotar los problemas.

Después de la etapa obligatoria donde predomina el desarrollo de capacidades como interpretar, representar y analizar la realidad, clasificar, ordenar, cuantificar, buscar regularidades y formular conjeturas, comienza una etapa, el Bachillerato, donde además se fomentan otras como realizar comprobaciones experimentales, emitir hipótesis, inducir o generalizar. Igualmente, se inicia a los estudiantes en la fundamentación teórica de las ciencias mediante la observación, el contraste de hipótesis, las argumentaciones razonadas y con pequeñas demostraciones, elementos imprescindibles en la comprensión de la ciencia y la tecnología.

Los objetivos de Matemáticas en esta modalidad tienen como finalidad comprender y aplicar los conceptos, estrategias y procedimientos matemáticos a situaciones diversas, utilizar el discurso racional para plantear acertadamente los problemas, utilizar las destrezas propias de las matemáticas para realizar investigaciones, servirse de medios tecnológicos, explorar situaciones y fenómenos nuevos, utilizar con autonomía y eficacia las estrategias características de la investigación científica, mostrar actitudes propias del trabajo científico tales como la visión crítica, la necesidad de la verificación, la valoración de la precisión, la estima del rigor, y apreciar las Matemáticas como un lenguaje sin fronteras e íntimamente relacionado con otras ramas del saber.

Todos estos componentes, junto con las capacidades personales como planificar, organizar el trabajo personal y de equipo o liderar, delegar, informar o comunicar, favorecen el desarrollo de la competencia matemática en esta etapa.

El uso de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) constituye una herramienta imprescindible en la obtención y el procesamiento de información, facilita los cálculos, mejora la presentación de resultados, es una ayuda esencial en la comprensión de fenómenos dinámicos y de manera especial en la resolución de problemas. Las TIC no son sólo una herramienta para profundizar en el conocimiento matemático, sino que el manejo de diferentes recursos tecnológicos pasa a formar parte de los contenidos propios de este Bachillerato.

Los contenidos de las Matemáticas en esta modalidad se estructuran en los siguientes bloques: «Habilidades básicas y actitudes», «Aritmética y álgebra», «Geometría», «Análisis» y «Estadística y probabilidad», en el primer curso; y «Habilidades básicas y actitudes», «Álgebra lineal», «Geometría» y «Análisis», en el segundo curso.

A pesar de que los bloques generales son los mismos para Matemáticas I y Matemáticas II, hay diferencias en los contenidos de éstos.

Objetivos

La enseñanza de Matemáticas en esta etapa tendrá como finalidad el desarrollo de las siguientes capacidades:

1.     Comprender y aplicar los conceptos, estrategias y procedimientos matemáticos a situaciones diversas, así como en la resolución razonada de problemas procedentes de actividades cotidianas y diferentes.

2.     Apreciar las argumentaciones razonadas y las demostraciones rigurosas sobre las que se basa el avance de la ciencia y la tecnología y utilizar el discurso racional para plantear acertadamente los problemas, justificar procedimientos, encadenar  argumentos, comunicarse con eficacia y precisión.

3.     Utilizar las estrategias características de la investigación científica y las destrezas propias de las matemáticas (planteamiento de problemas, formulación y contraste de hipótesis, planificación y ensayo, experimentación, aplicación de la inducción y la deducción y comprobación de los resultados obtenidos).

4.     Mostrar actitudes propias de la actividad matemática y del trabajo científico tales como la visión crítica, la necesidad de la verificación, la valoración de la precisión, el aprecio del rigor, la necesidad de contrastar apreciaciones intuitivas, el interés por el trabajo cooperativo, la flexibilidad para modificar el punto de vista o la perseverancia en la búsqueda de soluciones.

5.     Apreciar el desarrollo de las matemáticas como un proceso cambiante y dinámico íntimamente relacionado con otras ramas del saber.

6.     Servirse de los medios tecnológicos para obtener y procesar información.

7.     Analizar y valorar la información procedente de fuentes diversas, utilizando herramientas matemáticas para formarse una opinión que permita expresarse críticamente sobre problemas actuales.

8.     Expresarse oralmente, por escrito y de forma gráfica en situaciones susceptibles de tratamiento matemático, comprendiendo y manejando términos, notaciones, representaciones matemáticas y recursos tecnológicos.